tecnoblandas_ONOTOLOGIA_FRASES_web

El pasado 4 de diciembre concluimos el proceso de construcción de la ontología sobre tecnologías blandas. Fue una sesión extra, un añadido a la sesión planificada para el 27 de noviembre en Hirikilabs. Una segunda parte, puesto que al finalizar la primera, quienes allí nos dimos cita no nos sentimos satisfechas con el nivel de resolución alcanzado. Todas coincidimos en el deseo de continuar con el ejercicio para sofisticar más la ontología. Porque se nos quedaron muchas reflexiones sin hacer. Necesitábamos más minutos de conversación, discusión y debate. Queríamos seguir escuchando nuestras razones y construir juntas enunciados que nos sirvieran de base para hablar de #tecno_blandas.

Recordemos que esa justamente es la potencia de la ontología como metodología de investigación. Generar un esquema conceptual que sirva de base para entender qué son las tecnologías blandas; que nos permita interpretarlo y comunicarlo desde diferentes puntos de vista. Precisamente porque la diversidad de enfoques enriquece un término que ya es de por sí muy sofisticado.

Otra de las potencialidades de hacer una ontología de forma colaborativa, es que es un ejercicio horizontal de construcción de conocimiento, que -como Saioa Olmo nos recordó en la sesión-, cuestiona la jerarquización del conocimiento experto y del saber=poder.

TECNOBLANDAS_SESION3_16_web

Antes de tejer, preparar las frases

Utilizamos gran parte de la sesión en Hirikilabs para profundizar aún más en el término y en los diferentes aspectos que lo componen y definen. Para todas las presentes era importante comprender y hacerse comprender para no incurrir en errores o inexactitudes.

Como segundo momento, repasamos todas las frases redactadas en la sesión anterior e incluimos algunas nuevas que creímos sustanciales para entretejerse con el resto en el diagrama final. No todas las frases se incorporan en ese diagrama final, pero están recogidas en un documento que puedes descargarte aquí.

Es en este momento cuando comenzaron los largos debates, negociaciones, acuerdos y consensos, sobre cómo enfrentarnos a la construcción de la ontología. Y aquí queremos remarcar las decisiones más relevantes desde las que nos enfrentamos a la tarea:

  • Huir del buenismo en la construcción de la ontología. Las tecnologías blandas son un término que nos atrae y trabajando sobre él hemos generado empatía hacia el mismo. Pero en el esquema que generemos no debemos reflejar una imagen cargada de positivismo inocente, sino un análisis crítico, exento en la medida de lo posible de cargas y posicionamientos personales.
  • Evitar los juicios de valor. Las #tecno_blandas pueden usarse tanto con fines éticos como malintencionados o manipuladores. Así, en la misma línea del punto anterior, las líneas de sentido que configurasen el dibujo, deberían ser lo suficientemente abiertas como para dar cabida a ambas interpretaciones. No pretendemos hacer un dogma o un juicio moral, sino un retrato de lo que son las #tecno_blandas.
  • Ninguna tecnología es neutral. Si bien pueden ser usadas con fines de diferentes naturaleza, las características propias de cada tecnología la predisponen para utilizarse en un sentido o en otro. Y esto es algo común a todas las tecnologías.

A partir de estas premisas nos ponemos a ello. Con las frases transcritas en un gran mural (y accesibles para todas), comenzamos la tarea de entretejer. ¿Cuál sería la frase esencial mínima, que explicase tecnologías blandas, sirviese como punto de partida y nos diese juego para continuar entretejiendo?

Técnicas y Conocimientos que Controlan Máquinas

Ésta fue la frase escogida como comienzo para entretejer. Convenir que una tecnología es un conjunto de técnicas y conocimientos fue sencillo ya que es común a toda tecnología. Lo que diferencia a las blandas es qué hacen esas técnicas y esos conocimientos. ¿A qué nos referimos con controlar? ¿y con máquina? Y a partir de aquí continuamos el ejercicio. Pero el tiempo se nos echó encima y tuvimos que concretar la cita extra del 4 de diciembre en la Facultad de Bellas Artes (Dpto. de Arte y Tecnología), para terminar.

TECNOBLANDAS_SESION3_seleccion2_web

Las definen sus paraqués

Juntas nuevamente, comenzamos priorizando las acciones que esas técnicas y conocimientos posibilitan. Por decirlo de alguna manera el qué hacen o para qué sirven. Decidimos continuar con frases como:

  • Conocimiento colectivo para hackear.
  • Sincronizar las mentes para conducirnos.
  • Centrifugar el poder.
  • La conciencia grupal empodera al colectivo.
  • Reprimir el poder.
  • Dispositivos para producir subjetividad para hackear las convenciones
  • .
…

No obstante, cada nueva propuesta suponía una nueva conversación en la que se aportaban matices y puntos de vista que nos animaban, o no, a incluirla en el diagrama para llegar finalmente al siguiente resultado:

tecnoBlandas_Ontologia

Terminamos la sesión, esta vez sí, satisfechas por haber llegado a una fase básica pero esencial de la ontología. Somos conscientes de que el resultado es parcial e inacabado, y que puede no resultar suficientemente complejo para algunas lecturas expertas. No obstante, partíamos de la premisa de que éste era un ejercicio  editable, modificable, hackeable y en proceso. Y nos alegra ofrecer una ontología lo suficientemente abierta y sugerente como para continuar con su construcción.

El siguiente paso con la ontología es realizar un contraste. Queremos contrastar el término con otras personas y así integrar, extraer y aprender de las #tecno_blandas. Para ello nos juntaremos de nuevo en Hirikilabs dentro del marco de Eginzaleak, en una sesión lúdica, con el objetivo de continuar conversando y debatiendo sobre las tecnologías blandas. La cita será:

Sábado 19 de diciembre de 2015
Sesión de contraste sobre #tecno_blandas: integrar, extraer, aprender
10:00 – 14:00 horas.
Pasarela de Hirikilabs – Tabakalera (Donostia)

¿Nos vemos allí?
A nosotras nos encantaría.